Actualmente los servicios de transporte público son deficientes, y cada día es más necesario tener alternativas para la movilidad de las personas. Tomar un vehículo privado como taxi puede ser la mejor opción para las personas que necesitan trasladarse de un punto a otro. En México se ha incrementado los asaltos y secuestros por medio de taxis, cada vez son más los delincuentes que abusan de la confianza de las personas para cometer sus delitos.

Por ello, le queremos compartir algunos sabios consejos a la hora de tomar un taxi.

Fíjese en las placas y otros datos

Los taxis tienen que estar diferenciados de los autos particulares por medio de ciertas señaléticas, como son las placas y el tarjetón que cuenta con la foto del conductor.

Platicar con el taxista

Algunos analistas mencionan que los taxistas que platican con sus pasajeros son menos propensos a involucrarse en delitos. Pero ojo, se debe tener mucho cuidado con lo que se platica, puesto que dar información laboral o económica, puede ser perjudicial. No hay nada como crear una plática superflua con temas como el tránsito o el clima, nunca cosas personales.

Antes de abordar

Siempre pregunte por la tarifa a su lugar de destino, esto evitará conflictos entre el chofer y usted por no estar de acuerdo con la suma que se cobra. Recuerde que ya hay tarifas prestablecidas por algunos gobiernos.

Confié en sus instintos

Una de las armas que tiene el ser humando es el instinto, pocas veces le hacemos caso pero es sin duda la razón por la cual evolucionamos y hoy estamos aquí. Escuche esa voz que le dice detente, por aquí no, espera otro. Se sorprenderá de lo muchos desastres que pueden evitarse por hacerle caso a nuestros instintos de supervivencia.

Sin duda nuestra mejor recomendación es llamar a taxis seguros como los que provienen de Logística González Correa , una empresa que cuenta con presencia web, teléfonos fijos, nombre comercial, etc. Lo cual certifica la seguridad de sus unidades.